H4G – Conferencia videojuegos

Videojuegos, de la idea a la pantalla. Un breve viaje por el diseño, desarrollo  y la distribución de un producto de entretenimiento interactivo

El día 9 de marzo del año 2017, se celebró en el salón de actos de la Escuela de Telecomunicaciones de la universidad una conferencia sobre el diseño, desarrollo y distribución de videojuegos, previa al comienzo del Hack4Good en los días posteriores. Presentado por el profesor de la Escuela de Telecomunicaciones Martín LLamas Nistal del departamento de telemática. Los ponentes fueron Beatriz Legerén Lago, profesora de Diseño y Desarrollo de Videojuegos en el Grado de Comunicación Audiovisual, con años de experiencia en el ámbito de la creación de productos interactivos. Y Fernando Prieto Pardo, Es socio-director de Gato Salvaje, productora audiovisual, y de desarrollo de videojuegos. Durante más de 12 años fue director de la Fundación Caixagalicia. La industria de los videojuegos comenzó en el año 1972 con la creación de la primera empresa de videojuegos – Atari. La industria de los videojuegos ha ido creciendo hasta convertirse en la mayor industria del entretenimiento interactivo, cuyas cifras son superiores al cine. La edad media de los jugadores es de 35 años, ya no es sólo un pasatiempo de adolescentes del sexo masculino. Las mujeres juegan cada vez más, representando en estos momentos un 41% del total de jugadores y la media de edad de las mujeres jugadoras es 44 años. Estas son algunas de las cifras con las que comenzó su conferencia Beatriz Legerén, una forma de entrar en materia ya que el objetivo era llegar a plantear la siguiente pregunta: ¿cómo diseñar un juego? Diseñar un juego no es un arte ó ciencia, es un oficio. Cuando queremos crear algo debemos conocer las partes que lo forman, y la relación existente entre ellas. Mucho más en el caso de los videojuegos, ya que estos deben ser atractivos no sólo desde el punto de vista gráfico, sino también desde un punto de vista de entretenimiento, jugabilidad, información, aprendizaje, etc.. El diseño y desarrollo de un videojuego requiere el trabajo de profesionales con diferente formación y conocimientos pero con un objetivo común; la creación de un producto de entretenimiento interactivo. Escuchar, observar e investigar. Como diseñador de videojuegos debes trabajar desde distintos puntos de vista: desde la psicología al arte, desde la programación al cine, desde la fantasía hasta los esbozos. No existe la fórmula perfecta para diseñar un video juego, pero debes tener en mente los 4 elementos que son necesarios para crearlo. Historia, Mecánicas, Estética y Tecnología. Estos conceptos son los que nos ayudarán a formular las preguntas que se encuentran tras cualquier juego. ¿qué va a hacer el jugador?, ¿cómo y donde lo va a hacer?, ¿Tendrá un avatar?, ¿con qué elementos contará para hacerlo?, ¿qué objetivos debe cumplir?. Teniendo siempre presente a la hora de responderlos, la siguiente premisa: When fun and realism clash, fun wins!, frase acuñada por Sid Meier, diseñador de videojuegos. 2 ¿pero quien hace los juegos?, básicamente los equipos de diseño y desarrollo de juegos están formados por perfiles multidisciplinares, que van desde el Diseñador del juego y la historia, hasta el programador de nivel, el artista gráfico, el músico, el responsable de producción.. y todos de forma conjunta deben diseñar un producto que llegue al mercado y que el usuario pueda, “Jugar”· Para hablar de cómo pueden llegar al mercado los videojuegos, Fernando Prieto nos habló de su experiencia como editor y financiero experto en crowfunding, mas concretamente en la plataforma Kickstarter. En España no se puede hablar de industria de videojuegos, podemos hablar de sector, con más de 400 empresas de pequeño tamaño y con productos indies a las que les cuesta llegar al mercado ya que las grande editoras no les prestan atención. Empresas que necesitan de aceleradoras de proyectos y de profesionales del marketing digital con conocimientos en el sector del entretenimiento interactivo. Fernando nos habló de que en España no hay falta de ideas, sino falta de fondos para la publicidad y la distribución. Algo semejante a lo que pasa en otras industrias culturales donde los fondos que se consiguen son para hacer el producto, no para promocionarlo y venderlo. A ese respecto explico su experiencia en Kickstarter, ya que tras una primera experiencia fallida, consiguieron en la segunda intentona parte de los fondos que necesitaban para continuar con su proyecto y aprovechando la experiencia decidieron crear una consultora para ayudar a otras empresas a conseguir los fondos para iniciar su proyecto. Fernando nos hablo de las ventajas del crowdfunding, no sólo para conseguir financiación, sino también como una plataforma para la promoción del proyecto. Advirtiendo que no es la panacea y que esta opción, no debe ser la única para sacar adelante un proyecto, sino que debe formar parte de un mix para la financiación del proyecto. Aunque no es un camino fácil, animó a todos los presentes a desarrollar sus ideas y trabajar por ellas, poniendo a su disposición Start Your Business Consulting, consultora para startups de las que es socio fundador y que ya está trabajando en varios proyectos de ámbito europeo.

Los comentarios están cerrados.